CIRUGÍA ÍNTIMA

La cirugía íntima o genital engloba una serie de procedimientos que tienen como objetivo mejorar la estética o la funcionalidad de los órganos sexuales.

Si en ocasiones sientes algunas molestias físicas leves como dolor, pérdida de sensibilidad, incontinencia y en momentos como consecuencia tienes problemas emocionales, que te generan baja autoestima e inseguridad en el momento de la intimidad, causadas por las secuelas de los partos, el paso del tiempo o algunos defectos congénitos, con la cirugía íntima es posible corregir estos defectos de la vagina, además de rejuvenecer y embellecer esta área femenina brindando seguridad y bienestar sexual.

Tiempo de Recuperación

Durante el proceso de recuperación, se debe evitar usar jabones, cremas y lociones. Es recomendable colocar hielo para controlar el dolor y la inflamación de la zona intervenida. Además se debe usar ropa suelta por al menos una semana. Sobre la práctica de las relaciones sexuales se debe evitar hacer este tipo de actividades por 6 semanas mínimo.